martes, 23 de mayo de 2017

No cierren la escuelita rural

Change.org


¡Los chicos de la Escuela Rural 331 de Río Negro corren riesgo de cerrar. Es la única escuela de su pueblo y está por desaparecer por falta de presupuesto.
“Cada día docentes y alumnos se esfuerzan para ver la bandera de Argentina flameando bien alto en el mástil de su escuelita. Son pocos y la inclemencia del clima no los detiene ¡Saben que su derecho es la educación!” dice Jota en la petición.
Sumá tu firma → HACIENDO CLIC ACÁ ← : Pedile al Gobernador Weretilneck y a la Ministra de Educación de Río Negro que no cierren esta Escuelita Rural.

LA GUERRA POR EL AGUA ▼ Lecciones para la defensa del agua | Planeta Futuro | EL PAÍS

Lecciones para la defensa del agua | Planeta Futuro | EL PAÍS

OPINIÓN

Lecciones para la defensa del agua

A finales de marzo, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en legislar una prohibición a la minería metálica en todas sus formas. Así declara que el agua y la vida valen más que el oro

Mural en San Isidro Cabañas en homenaje a Marcelo Rivera, defensor del medio ambiente.

Mural en San Isidro Cabañas en homenaje a Marcelo Rivera, defensor del medio ambiente. 



MÁS INFORMACIÓN



A finales de marzo, El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en legislar una prohibición a la minería metálica en todas sus formas. Así, este pequeño país centroamericano declara, frente al mundo y las empresas mineras transnacionales, que el agua y la vida valen más que el oro.
Las noticias en los medios han reconocido el papel de las comunidades, las organizaciones, los legisladores, los gobernantes y la iglesia católica en El Salvador en esta decisión importante. Pero, en el norte del país, en donde el largo y difícil camino hacia este momento empezó hace más de 12 años, son las vidas de personas como Marcelo Rivera las que se han estado recordando y honrando.
Marcelo fue un educador popular muy querido en su comunidad. Fundó la Casa de la Cultura en la municipalidad de San Isidro en el departamento de Cabañas. Allí fue donde la empresa minera canadiense Pacific Rim Mining inició sus intentos de abrir una mina de oro en 2002. Los agricultores, al poco tiempo, mostraron su desacuerdo con su presencia ante los impactos de la exploración minera en sus fuentes de agua, además de sentirse agredidos por la actitud de la compañía.
Con base en estas experiencias, Marcelo y muchos más en el departamento de Cabañas trabajaron incansablemente junto con los agricultores y los pobladores de la zona rural para informarse y aprender de otras experiencias de lucha contra la minería de oro en Guatemala y Honduras, en donde estaba operando otra minera canadiense, Goldcorp. También consultaron a especialistas en la materia sobre la propuesta emitida por la empresa Pacific Rim.
En poco tiempo, estos esfuerzos locales se consolidaron en la conformación de la Mesa Nacional frente la Minería Metálica. Esta coalición, además de otros grupos, emprendieron investigaciones sobre la contaminación ambiental por la minería, así como sobre los posibles riesgos que enfrenta El Salvador por la existencia de proyectos mineros en Guatemala y Honduras que están sobre una cuenca hidrográfica que abarca los tres países. Se evidenciaron los grandes riesgos vinculados al agua para este país densamente poblado, que depende de una sola cuenca hidrográfica, y donde ya hay escasez de la misma.
Los trabajos emprendidos fueron la base para impulsar el proceso de prohibición para la minería metálica en el país que, desde 2009, logró una moratoria efectiva sobre la actividad.
Sí es posible enfrentar a tan poderosos intereses... y ganar
Durante este proceso, tal como ha sucedido en muchos lugares de América Latina en donde se trata de imponer la minería sin el consentimiento del pueblo afectado, la presencia de la empresa Pacific Rim generó conflicto, creando división social y violencia. A finales de junio de 2009, el cuerpo sin vida y con señales de tortura de Marcelo Rivera fue encontrado en un pozo. Seis meses después, dos ambientalistas más de la zona, Ramiro Rivera y Dora Alicia Soto, fueron asesinados. Al momento de su muerte, Dora estaba embarazada y a punto de dar a luz. En 2011, Juan Francisco Durán, también parte del movimiento local en contra de la minería, fue asesinado. En un contexto de altos niveles de impunidad para este tipo de crímenes, los citados nunca han sido plenamente investigados. Pero, en Cabañas y en todo El Salvador, Marcelo, Ramiro, Dora y Juan Francisco han seguido muy presentes.
Unos meses antes de que Marcelo fuera brutalmente asesinado, la empresa Pacific Rim inició una demanda multimillonaria en contra del gobierno de El Salvador, argumentando que el Estado tenía la obligación de otorgarle el permiso para explotar reservas de oro, a pesar de que la empresa nunca cumplió con los requisitos legales para ello.
En este contexto, es importante destacar que actualmente, a nivel global, hay más de 3.000 tratados y acuerdos que protegen la inversión extranjera, lo que permite a empresas como Pacific Rim demandar en tribunales internacionales –como el Centro Internacional de Arreglo de Disputas Relativas a Inversiones (CIADI) del Grupo del Banco Mundial– a los países cuando toman decisiones que podrían afectar a sus ganancias. No importa que estas empresas no hayan cumplido con las leyes locales, mucho menos que hayan violentado los derechos humanos o generen daños a la salud o al medio ambiente de las comunidades en donde operan.
Unos meses antes de que Marcelo fuera brutalmente asesinado, la empresa Pacific Rim inició una demanda multimillonaria en contra del gobierno de El Salvador
Durante siete años, la demanda en contra de El Salvador congeló cualquier intento para aprobar la prohibición de la minería metálica. Desde finales del 2013, la empresa minera australiana y canadiense OceanaGold asumió esta demanda al haber comprado Pacific Rim –al borde de la bancarrota–, y continuó con el proceso.
El pasado octubre, el CIADI del Grupo del Banco Mundial falló unánimemente en contra de OceanaGold y le ordenó pagar ochos millones de dólares de costos legales al Estado salvadoreño, aunque estos habían sido superiores a los 13 millones. La empresa no ha realizado el pago dictado en la sentencia y aún no se sabe si lo harán, a pesar de que a finales de marzo recibió un nuevo recordatorio del tribunal indicando que su deuda aún estaba pendiente.
La decisión en contra de OceanaGold fue el punto de inflexión que El Salvador necesitaba para tomar el control de su propio destino. El 80% de la opinión pública estaba, según algunas estimaciones, a favor de la prohibición de la minería metálica en el país. Y su deseo se convirtió finalmente en ley.
El caso pone de relieve que el agua es un tema de vida o muerte en este país centroamericano. Es así en El Salvador, y otras muchas partes de la región y del mundo en las que el resultado de la minería metálica a gran escala ha significado la ruptura del tejido social, la destrucción de bosques y de fuentes hídricas, así como el desplazamiento y despojo de comunidades enteras, perjudicando o eliminando otras actividades económicas vinculadas al territorio y trastocando las diversas formas de vida basadas en lazos identitarios y culturales.
Además, cuando las poblaciones afectadas han dicho no a la minería metálica por los impactos negativos que conlleva, como en el caso de El Salvador, en demasiadas ocasiones han sufrido la violencia y la persecución legal, además de las demandas en contra de los países en los casos en donde se han logrado poner algunos límites a esta actividad como en Costa Rica, Colombia, Ecuador y Rumanía, entre otros.
El Salvador enfrentó cada uno de estos desafíos para hoy decirle al mundo que su soberanía no está en venta, y que la protección de su entorno, ya de por sí frágil y muy vulnerable, vale más que el oro. Dentro de un contexto internacional tan asimétrico para quienes defienden sus ríos, cerros, bosques, formas de vida y culturas, esta victoria reivindica la lucha de muchas poblaciones afectadas por la minería en el mundo, y sirve de inspiración: sí es posible enfrentar a tan poderosos intereses... y ganar.
Jen Moore es de MiningWatch Canadá, una iniciativa que tiene como objetivo atender la necesidad de una respuesta de interés público coordinada ante las amenazas a la salud pública y a los intereses comunitarios causados por las políticas y prácticas irresponsables de minería en Canadá y en todo el mundo.


Aumentan los asesinatos de activistas

“Lucharemos hasta el final, solo nos queda perder la vida”

LA AGENDA POLÍTICA ARGENTINA ES UNA MENTIRA ETERNA ▼ A LOS POLÍTICOS ARGENTINOS NO LES IMPORTA LA GENTE Y SUS NECESIDADES ▼ Pobreza cero en Argentina: ¿meta o utopía? | Planeta Futuro | EL PAÍS

Pobreza cero en Argentina: ¿meta o utopía? | Planeta Futuro | EL PAÍS

Pobreza cero en Argentina: ¿meta o utopía?

El reto que se ha propuesto el Gobierno es inviable para muchas organizaciones sociales, pero al menos está en la agenda

Niños de barrios vulnerables en el Centro comunitario Los Bajitos, provincia de Buenos Aires.

Niños de barrios vulnerables en el Centro comunitario Los Bajitos, provincia de Buenos Aires. 



MÁS INFORMACIÓN



¿Será posible reducir la pobreza en la Argentina durante la gestión del presidente Mauricio Macri? El gobierno prometió que se iba a trabajar para alcanzar la meta Pobreza cero. Sin embargo, el escepticismo es lo que predomina entre muchos referentes sociales, quienes creen que la reducción de pobreza es una utopía a la cual el país no se estaría ni siquiera acercando.
De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República (Indec), unas 600.000 personas salieron de la pobreza durante el primer año de gobierno (2016) —actualmente, el 30,3% son pobres—. Este dato difiere del desarrollado por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), según el cual hay un millón y medio de pobres nuevos durante el mismo periodo, es decir, un 32,9% de la población. En los últimos 25 años, el suelo siempre ha estado por encima del 20%, lo que indica un nucleo duro de pobreza que permanece en niveles muy altos.
“El gran valor de la propuesta pobreza cero es el reconocimiento de que existe un problema importante en Argentina. Hoy el tema está en agenda. Si bien la meta no es alcanzable, me parece una osadía política que el Gobierno quede comprometido a reducir la pobreza”, dice Agustin Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.
Según el Informe Nacional sobre Desarrollo Humano 2017 del PNUD, la Argentina de hoy muestra luces y sombras que impulsan a explorar senderos posibles para encarar una dinámica de desarrollo sostenible. En la dimensión del crecimiento económico, cuenta con una importante acumulación de capital humano; un sector agropecuario moderno y productivo; un sector industrial heterogéneo, con industrias de punta que coexisten con un amplio sector informal de pequeñas empresas muy poco competitivas, y unos servicios también heterogéneos, compuestos por segmentos de alta productividad y otros donde es muy baja. Ello se traduce en la conformación de mercados de trabajo caracterizados por un alto nivel de precariedad e informalidad laboral.
Según el instituto de estadística, unas 600.000 personas salieron de la pobreza durante el primer año de gobierno de Macri
“Desde hace ya varias décadas, la macroeconomía presenta una elevada volatilidad, con períodos de aceleración seguidos de recesiones o de crisis profundas, que redundan en una tasa de crecimiento promedio menor que la potencial. Asimismo, la infraestructura presenta cuellos de botella que también restringen el crecimiento, y que especialmente se relacionan con la existencia de un sistema financiero muy poco desarrollado y de carencias en la infraestructura eléctrica, vial y de transporte. Finalmente, la innovación productiva, motor clave del crecimiento a largo plazo, plantea desafíos: si bien el gasto en investigación y desarrollo se ha incrementado, aún dista del alcanzado en economías comparables y en las economías más desarrolladas”, señala el Informe del PNUD.
“El problema que tiene la política argentina es la falta de acuerdos”, enfatiza Juan Carr, fundador de Red Solidaria. Según el referente social, la Asignación Universal por Hijo (AUH), una de las políticas sociales puestas en marcha por el kirchnerismo, fue una de las medidas que mayor impacto tuvo en la lucha contra la pobreza. Carr asegura que se necesita un acuerdo de la magnitud de la AUH para que haya acciones dedicadas a combatir el hambre.
En relación a los planes sociales, Salvia opina que constituyen un ingreso muy importante para una parte de la población sometida a una situación de exclusión estructural. “Los programas sociales logran garantizar una mejor subsistencia, pero no permiten salir de la pobreza. De todos modos, van a tener que continuar por mucho tiempo”, enfatiza.
La desocupación es uno de los factores que más preocupa a Juan Carr: “La solidaridad puede hacer que un comedor tenga comida, pero no puede generar empleo”. Además, señala que desde el 2003  no se iba en retroceso en relación a la falta de puestos de trabajo. “El empleo además de ser un ingreso, dignifica a las personas”, agrega. Desde la misma perspectiva, Salvia dice: “Necesitamos que la pequeña y mediana empresas generen más puestos y de mejor calidad. De esa manera, la pobreza puede llegar a bajar entre dos o tres puntos”.
Por otro lado el Informe de PNUD, dedicado a analizar el panorama del Desarrollo Sostenible en Argentina, destaca que en el plano de la salud, la situación epidemiológica es dual, pues enfermedades transmisibles y altas tasas de mortalidad materna (típicas de los países subdesarrollados) coexisten con enfermedades no transmisibles (típicas de los desarrollados). Si bien el sistema de salud es universal, presenta circuitos diferenciados de calidad. El sistema educativo padece problemas similares en cuanto a la fragmentación y la diferenciación de circuitos según calidad. Asimismo, si bien las tasas de matriculación son elevadas, la situación es particularmente seria en la de graduación de la escuela secundaria.
El gran valor de la propuesta pobreza cero es el reconocimiento de que existe un problema importante en Argentina. Hoy el tema está en agenda
La desigualdad en la distribución del ingreso tendió a revertirse en los últimos lustros después de la crisis de 2001-2002, pero todavía se está lejos de alcanzar los niveles de igualdad característicos del país hasta mediados de la década de los setenta. “Asimismo, a pesar de haberse registrado avances importantes en el ámbito de la educación en términos de igualdad de género, persisten desigualdades importantes en la brecha de ingresos, la distribución del uso del tiempo, el acceso a puestos de decisión y la violencia contra las mujeres. Finalmente, si bien Argentina es un país eminentemente urbano, presenta un importante déficit de vivienda, y síntomas preocupantes de segregación residencial entre barrios cerrados en que viven sectores de altos ingresos y villas miseria y asentamientos irregulares. A su vez, la inseguridad es un tema prioritario para la población, mientras que el acceso a la justicia presenta falencias, en especial entre los sectores más carenciados”, enfatiza el informe de PNUD
Pobreza cero es una aspiración que deberíamos tener todos como seres humanos. Esa es la opinión de Toty Flores, exdiputado nacional. Fundó la Cooperativa La Juanita y lideró el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de La Matanza, que caracteriza por rechazar a los planes sociales. Los considera una herramienta para manipular a los pobres y cree que borran la cultura del trabajo. “La pobreza se soluciona con inversiones en infraestructura social, construcción de caminos, de cloacas y dando oportunidades a las personas para que se instalen en el mercado de trabajo. No podemos permitir que un tercio de la población no tenga posibilidad de inserción social”, añade Flores.
Ashoka es una organización global que promueve la cultura emprendedora y la innovación social. Facilita puentes entre distintos actores de la sociedad: personas, organizaciones sociales, universidades, empresas y sector público para estimular procesos de impacto que tiendan a un mundo más inclusivo y sustentable. “Necesitamos un Estado que trabaje con las personas, no para las personas. Se puede llegar a un modelo de pobreza cero si se trabaja de manera mancomunada entre los diferentes sectores. Si el estado se une al emprendedor social y al sector privado se van a obtener resultados de mayor escala, innovación y capacidad de acción. De esta manera, se pueden generan procesos que impacten realmente en la sociedad. El emprendedor social, con la escala del gobierno, puede llegar a crear cambios a nivel nacional”, cuenta Emilia Ganem, coordinadora de comunicación de la organización en Argentina.
En los centros comunitarios de los barrios más vulnerables, los referentes se muestran preocupados por la falta de oportunidades y el aumento de desempleo. Los Bajitos es una organización social ubicada en el Partido de Tigre, provincia de Buenos Aires, que funciona como comedor y reúne a los vecinos para realizar diferentes actividades. “En diciembre de 2015 asistían al centro en promedio 300 personas. En el mismo mes de 2016 llegamos a recibir 400. Ahora vienen más de 500”, relata Cristina Gerez, Coordinadora General de la institución.
La mejor escuela, la mejor parroquia y el mejor club tienen que estar en los barrios vulnerables. Ese es el lema del cura José María Di Paola, más conocido como Padre Pepe. Él siguió la misión de Carlos Múgica para volverse un referente de aquellos jóvenes que quieren alejarse de la violencia y convertirse en líderes positivos. El cura trabajó más de 20 años con comunidades en condiciones de vulnerabilidad, estuvo en villas de la ciudad de Buenos Aires y también en barrios en la provincia de Santiago del Estero. Hoy se encuentra a cargo de La Parroquia San Juan Bosco y trabaja para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las Villas: Carcova, Independencia, 13 de Julio, Villa Curita y Barrio Nuevo a través de proyectos socio-educativos pastorales y comunitarios.
“Existe una crisis social de fondo tan grave que va a llevar mucho tiempo arreglarla. La crisis tiene que ver con el mundo del trabajo, de la producción y la capacitación. Existen grandes desigualdades. Este tipo de cosas la política argentina no las charla. Están concentrados en cuestiones de imagen y discuten si hubo o no corrupción. Todavía van a tener que pasar muchos gobiernos para superar la crisis del 2001”, enfatiza el Padre Pepe.
Además, el cura cuenta que en los barrios, falta un camino de desarrollo de instituciones para la contención social: “Si un chico en una villa va a una escuela buena, a una parroquia buena y a un club bueno, es posible que esté más incluido y desarrolle mejor sus capacidades. Esos son los espacios que pueden generar oportunidades. Nosotros creemos en la educación dentro del barrio, la escuela no debería estar lejos”.


¿Medimos bien la pobreza en América Latina?

Los seis retos de los niños en Latinoamérica

If you want teens to thrive, teach them to avoid sexual risks | MercatorNet | May 23, 2017 |

If you want teens to thrive, teach them to avoid sexual risks

| MercatorNet | May 23, 2017 |









If you want teens to thrive, teach them to avoid sexual risks

Risk reduction approaches sell them short.
Valerie Huber | May 23 2017 | comment 2 



It used to be called “abstinence education” and its unofficial tag-line was “Just say no”. But in 2007 the National Abstinence Education Association of the United States adopted the public health language of “sexual risk avoidance” education, or SRA, and renamed its project Ascend.
That did not stop the Obama administration cutting all funding for abstinence/SRA in 2010 and promising great results from sexual risk reduction (SRR) programmes focused on contraception (Teen Pregnancy Prevention, or TPP).
But an evaluation of TPP programmes published by the Department of Health and Human Services last September showed that more than 80 percent of teens in the program fared either worse or no better than their peers who were not a part of the program, says Valerie Huber, president and CEO of Ascend.
Meanwhile funding has begun to return to SRA programmes, although they still receive only 10 percent of the billion or so of governments funds. MercatorNet asked Valerie Huber about Ascend and its approach to helping teens through the sexual challenges of adolescence.
* * * * *
Could we start with something really basic: why don’t we want teenagers to be having sex?
The teen years are a critical developmental stage in their lives. The US Centers for Disease Control and Prevention (CDC) considers teen sex to be a risk behaviour. We agree. The social science research confirms that when teens wait for sex, ideally until marriage, they are more likely to thrive in a variety of ways.
But most of them are, aren’t they?
The majority of teens have not had sex. In fact, far fewer have had sex than 25 years ago. The most recent data shows that for the first time since it has been monitored, every ethnicity of studied teens have not had sex. 
How do you account for this positive trend in the behaviour of American teens?
We don’t know the reasons why, but this we know: the idea of waiting for sex is resonating with teens and we, as a nation, and as a public health community, should be reinforcing this health trend, rather than normalizing teen sex, which is the current message given teens. 
Tell us about Ascend and its approach to what used to be called “abstinence education”.
ASCEND champions youth to make healthy decisions in relationships and life by promoting well being through a primary prevention strategy, and as a membership and advocacy organization that serves, leads, represents and equips the Sexual Risk Avoidance field. In order to accomplish this mission, we represent the field in the media, in our nation’s capitol, and across the 50 states.
We encourage healthy policies for youth by promoting sexual risk avoidance (SRA) education, an approach that gives youth the information and skills to avoid all sexual risk, by waiting for sex - hopefully until they marry.  The SRA approach applies the optimal health public health model to teen sexual risk.
The decline in youth sexual activity could have various causes; what evidence is there that the SRA approach works? Are there robust studies in this area?
SRA programs are effective. Currently 25 peer reviewed studies show that teens who are part of effective SRA programs are more likely to wait for sex, succeed academically, and avoid other risk behaviours. And SRA programs also resonate with those who are sexually experienced.  Those who have had sex are more likely to discontinue their sexual activity, have fewer partners, and are just as likely to use contraception. 
What are we doing to reinforce - and increase - these healthy choices?  Unfortunately, not enough, since 90 cents of every government dollar for sex-ed goes to programs that normalize teen sex, and only ten cents is devoted to SRA programs that normalize teen sexual delay. This must change.
What about the programmes that focus on risk reduction through the use of contraception – what evidence is there that they are effective?
Though Sexual Risk Reduction (SRR) programs claim to be effective, a recent longitudinal study by the US Dept. of Health and Human Services showed that these claims are largely false.  More than 80 percent of students who were part of the SRR Teen Pregnancy Prevention program fared either worse or no better than their peers who were not in the program. And those who fared worse were more likely to get pregnant and more likely to have sex.
This is bad news for the millions of students who received the SRR program with the promise that they will be helped.  It is also bad news for the parents and stakeholders who relied on the promises of SRR proponents , only to learn that they were sold a faulty bill-of-goods. 
You did not fare well under the Obama administration, but are you getting some official and political recognition for SRA programmes these days?
We are hopeful that the Trump Administration will look at the research in support of SRA education and  the research showing the harm of the SRR Teen Pregnancy Prevention and make a significant change that offers youth optimal sexual health outcomes. Youth deserve SRA education and the optimal health public health model requires it be given priority. 
What about parents – what role do they play in your programs?
Parents are the most influential people in the lives of their children, so they need to be encouraged to be their primary sex educators. SRA programs encourage  parents in that role by providing opportunities for parent-child communication in homework assignments. SRA programs provide resources to parents and remind them that if they have made unhealthy choices in their past, children can learn from their parent's mistakes, rather than repeating them during their own adolescence.
Are the programmes usually taught in school? Are teachers happy with them?
Yes; most of our programs are taught in schools. Teachers, parents, and teens support the SRA approach and the way these programs cover sex education topics as evidenced by nationally representative surveys.
Delaying sexual activity through high school is an important achievement, but ideally young people would wait until marriage. Is marriage part of the framework for SRA? Are the communities that use this approach free to include perspectives about the meaning and purpose of sex?
Yes, SRA programs have the long-term goal of encouraging teens to wait for sex until marriage, but we also applaud every incremental step toward that goal. High expectations move individuals forward even if they don’t meet the ultimate goal. We set waiting for sex until marriage as the goal because social science research is replete with the advantages of reserving sex until marriage. 
Valerie Huber is the President and CEO of Ascend.

“Now that you’re here …  we’ve got a small favour to ask. More people are reading MercatorNet, but far fewer are donating. Unlike many online magazine, we haven’t put up a paywall and we don't have lots of obtrusive advertising. So you can see why we need to ask for your help.
MercatorNet’s independent, vibrant and informative articles take a lot of time, money and hard work to produce. But we do it because we believe our views on human dignity matter – and because they might be your views as well.

If every fan of MercatorNet donated just $10, our future would be much more secure.
    Donate Now   
- See more at: https://www.mercatornet.com/family_edge/view/if-you-want-teens-to-thrive-teach-them-to-avoid-sexual-risks/19845#sthash.ZG7EZQdR.dpuf



MercatorNet

May 23, 2017

It has happened again. Blood everywhere and bodies of innocent people on the ground. As we send out today’s issue, police in the UK city of Manchester have confirmed that there are 22 dead after an attack by a suicide bomber. The Islamic State has claimed responsibility, but this remains to be confirmed.
The atrocity took place in the centre of the city, just as a concert with American pop star Ariana Grande was winding down. Most of the dead will probably be young people and children.
Did the Islamic State choose this site to send a cryptic message? Twenty-one years ago, in June 1996, the IRA detonated a much larger bomb which blew the heart out of the centre of the city. Because the IRA had phoned in a warning, the area was evacuated in time and no one was killed. But the blast did half a billion pounds of damage (US$650 million).
Manchester recovered from that attack and it will recover from today’s atrocity as well. But they are reminders – as if we needed them – that progress and prosperity have not, and cannot, eliminate our capacity for evil.  


Michael Cook 
Editor 
MERCATORNET



Be revolutionary and support MercatorNet
By Michael Cook
MercatorNet needs your help
Read the full article
 
Civilisation would die without cultural appropriation
By Campbell Campbell-Jack
The latest moral panic would make the apostle Paul a hegemonic imperialist.
Read the full article
 
Reading classic novels in an era of climate change
By Philip Steer
Literature won't save us from global warming but it can make us think about it.
Read the full article
 
Why is losing weight so difficult?
By Zac Alstin
A philosopher thinks himself thin.
Read the full article
 
If you want teens to thrive, teach them to avoid sexual risks
By Valerie Huber
Risk reduction approaches sell them short.
Read the full article
 
Increased global migration
By Marcus Roberts
Is it the answer to the west's demographic problems?
Read the full article
 
Could ‘flushing’ fallopian tubes displace IVF?
By Michael Cook
A new study of a century-old technique shows that it might be more effective than IVF
Read the full article
 
Trump dramatically expands defunding of abortion abroad
By Jonathan Abbamonte
'Protecting Life in Global Health Assistance' does exactly what it says.
Read the full article
 
Promoting the traditional family is ‘not charitable,’ NZ group told
By Carolyn Moynihan
A government appointed board pursues its own agenda.
Read the full article
 
How to beat hackers: hire one
By Georg Thomas
Some hackers wear white hats.
Read the full article
 
Do suicides increase where euthanasia is legal?
By Margaret Somerville
The statistics suggest that the answer is yes
Read the full article


MERCATORNET | New Media Foundation 
Suite 12A, Level 2, 5 George Street, North Strathfied NSW 2137, Australia 

Designed by elleston