jueves, 9 de febrero de 2017

BREVERÍAS de "el dispreciau", FEBRERO de 2017 | a buen entendedor...

el dispreciau dice: además de haberse perdido el sentido común... además de haberse destruído el razonamiento crítico... además de haberse impuesto la mediocridad mediante el imperio de las miserias humanas... además de haberle dado espacio a la ignorancia mediante la pobreza exacerbada a través de marginaciones, indigencias y aislamientos... además de haber impuesto miedos mediante el ejercicio de las inseguridades y sus zozobras... además de haberse globalizado las persecuciones y los desarraigos... además de haberse alentado los despojos y el avasallamiento de los derechos humanos y ciudadanos... además del hambre creciente...  todo ello conducido por y desde el poder, con la colaboración de las corporaciones de medios... se agrega un fenómeno social que se funda en la frustración y el desaliento... la destrucción fenomelógica de los sentidos de la prioridad tanto personales como grupales, tanto individuales como tribales, tanto sociales como generales... ya que con la destrucción de las prioridades, se inducen estados de vacío que infectan a las personas y a las sociedades, restándoles capacidades para analizar la realidad desde la perspectiva de la voluntad y el esfuerzo necesarios para alcanzar un determinado estándar... cuando dicho fenómeno se da en un solo individuo, pasará desapercibido... cuando dicho fenómeno toma por asalto a una sociedad entera, la oxida hasta inmovilizarla... pero cuando dicho fenómeno se globaliza, la sociedad humana queda a merced de los desatinos del poder y sus antojos... y eso mismo está ocurriendo ahora, mientras lees estas líneas. FEBRERO 09, 2017.-

la humanidad se encuentra a sí misma en un estado de burbuja, aislada y en situación de dominación absoluta, debido ello a los aislamientos impuestos...

cuando careces de capacidad de reacción, eres pasible de la dominación y el sometimiento...

la obsecuencia habilita a que el poder imponga la ley de los felpudos... esto es, o te arrodillas ante el amo de turno, o sentirás el rigor de los desprecios del poder en tu espíritu...

la violencia impulsada desde los nichos de poder, han trasladado dichas violencias al seno de las familias, destruyéndolas, que era justamente lo que el poder necesitaba para desmantelar a sociedades enteras... lo demás, acto seguido, es una sucesión de vergüenzas que no resisten el menor análisis...