jueves, 9 de febrero de 2017

INTEMPESTIVO HUMILLANTE ▼ Neil Gorsuch: El juez elegido por Trump para el Supremo le llama “desmoralizador” | Estados Unidos | EL PAÍS

Neil Gorsuch: El juez elegido por Trump para el Supremo le llama “desmoralizador” | Estados Unidos | EL PAÍS

El juez elegido por Trump para el Supremo le llama “desmoralizador”

En una cita con senadores Neil Gorsuch, nominado por el presidente para la máxima corte, critica sus invectivas contra la Justicia a causa de la batalla legal por su decreto migratorio







Donald Trump y el juez Neil Gorsuch el 31 de enero en la Casa Blanca. En vídeo, las declaraciones del senador Blumenthal afirmando que Gorsuch considera "desmoralizador" a Trump. AP / VÍDEO: REUTERS-QUALITY



MÁS INFORMACIÓN



Donald Trump descoloca hasta a los suyos y las críticas empiezan a brotar dentro de su círculo de confort. En un encuentro privado este miércoles con senadores en el Capitolio, Neil Gorsuch, el magistrado al que el propio presidente ha propuesto para entrar en el Tribunal Supremo, calificó de "descorazonadoras y desmoralizantes" las invectivas de Trump contra jueces en los últimos días.
Sus palabras fueron citadas por uno de los senadores presentes en la reunión, el demócrata Richard Blumenthal, y confirmadas luego a la cadena NBC por un portavoz del equipo de transición de Gorsuch, cuya incorporación al Supremo, la máxima corte de EE UU, depende de la aprobación del Senado.
"[Gorsuch] me dijo que está descorazonado y desmoralizado por los horrorosos comentarios de Trump sobre el sistema judicial", reveló el senador Blumenthal. Gorsuch acudió a esta reunión en Washington como parte de sus esfuerzos por ganarse el apoyo del número de senadores necesario.
Este mismo miércoles por la mañana Trump había vuelto a cargar contra el poder judicial, diciendo que los tribunales le parecían "muy politizados".
El viernes pasado el juez federal James L. Robart, nombrado en su día por George W. Bush, paralizó el controvertido decreto del nuevo presidente que impedía temporalmente la llegada de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana e indefinidamente la de refugiados.
Al día siguiente Trump, desde su mansión de fin de semana y club de élite en Florida, dejó boquiabierto a su país, de arraigada tradición de separación de poderes y respeto presidencial a los jueces, al tachar a dicho magistrado de "pseudojuez". Este miércoles defendió su decreto, que fundamenta en su supuesta conveniencia para prevenir ataques de terroristas llegados del extranjero, diciendo que está "redactado de forma preciosa" y que "hasta un mal estudiante lo entendería".
El Gobierno de Trump ha apelado a la decisión del juez que ha congelado el decreto y franqueado de nuevo el paso a EE UU a las personas con visa a las que había afectado. Un tribunal de apelación decidirá esta semana si acepta el recurso del Gobierno o sostiene la resolución contraria del juez.
La revelación de la negativa opinión de Gorsuch sobre la actitud del presidente pone de manifiesto cuánto está tensando Trump la cuerda del sentido común institucional. Nunca antes un presidente de Estados Unidos había denostado en público a un juez federal o planteado, como él, su relación con la Justicia de manera antagónica: "Ganaremos", ha dicho Trump sobre el litigio en curso.